Él nos dio la pista y nosotros indagamos (poco, no se crean). Está en Youtube. Diego RJ, director y presentador de El Sótano de Radio 3 (uno de esos programa por los que San Pedro te preguntará a las puertas del cielo) da comienzo a su programa en la plaza de Vega de Espinareda. Sobre el escenario lo acompañan Javier Salgado, alcalde del municipio, e  Iván Chopper Monster (porque Pérez hay muchos, pero templos del rock and roll en Malasaña que se hayan ganado un puesto en la cultura popular solo uno). Como el chaval que saluda a sus padres exultante cada vez que el tren de la bruja sale del túnel, si la felicidad tiene cara, es la del instigador del Espina Fest en ese momento. Pero hay algo que no se aprecia en el vídeo. “Cuando empezó a sonar la sintonía del programa, miré a mi padre y vi que se le estaba cayendo una lágrima”. Ese es el momento estrella en el que todo cobra sentido. Cualquier deuda que Iván tuviera con El Bierzo queda saldada con su bendita locura, convertir un pueblo de 2.000 habitantes a las puertas de Ancares en santuario de la cultura alternativa. 

Foto Espina Fest plaza de Vega de Espinareda.

Un Monasterio neoclásico declarado Monumento Histórico Artístico desde 1982, un puente romano, un castro con pinturas rupestres, una de las playas fluviales más grandes de la comarca y un entorno gobernado por la naturaleza salvaje. Digamos, entonces, que la belleza la pone el enclave y los tres días de festival gratuito con 23 bandas nacionales e internacionales de primer nivel, las sesiones vermut y las pinchadas son cortesía de Chopper Monster. Con el apoyo de los hosteleros y, por supuesto, del Ayuntamiento, la hospitalidad berciana y la buena mesa vienen de serie. “Sin ánimo de lucro y financieramente autosostenible”, una pintoresca idea en los tiempos que corren que se fraguó en plena pandemia (la primera edición, planteada en 2021 tuvo que cancelarse por las restricciones Covid) y que celebra este 2024 su tercera edición oficial. “Hubo casi una edición cero, porque en 2021, muchos de los que habían reservado alojamiento no lo cancelaron, así que fuimos un grupo de amigos haciendo turismo por la zona. Y esa gente, ha vuelto año tras año”, cuenta Iván. 

¿Un festival sin botellón? Es posible

“Muchísima gente mayor me ha dicho ’¡anda, con el miedo que tenía yo a ver qué gente iba a venir y todo genial, destacan mucho la limpieza”. Desde la página web y las redes sociales del Espina Fest hacen continuo hincapié en el respeto, valor que ha primado en todas las ediciones. “No hay botellón, se trata de gente un poco más mayor, más tranquila, es un público más de botellín de cerveza, además, los que vienen de Madrid flipan con el precio”, bromea. “Es muy importante que la gente de la zona lo disfrute y que sea un escaparate publicitario para el pueblo”. 

La gran afluencia de visitantes choca con la limitación del alojamiento. “Es el gran problema, pero la idea tampoco es morir de éxito y cagarla, sino mantenerlo”. Este año, eso sí, hay una novedad importante.  Además de los hoteles y casas rurales, la zona de acampada para caravanas y el camping de la localidad, el Ayuntamiento y el Obispado han llegado a un acuerdo para ofrecer hospedaje en las instalaciones del Monasterio Benedictino de San Andrés. A modo de albergue, con precios populares (20 euros la noche) y llevando su propia ropa de cama, los usuarios dispondrán de cama y acceso a aseos y duchas. 

Mucho más que música: Luis Silva y los carteles de la noche ponferradina de los 90 

El nombre no podía estar mejor elegido: Luis Silva: La Tinta del Rock and Roll. Esplendor del Bierzo en los 90. El ilustrador incorruptible que con rotulador y tinta aguada (nada de ordenadores ni programas de diseño gráfico), puso guasa e imagen a todo evento que se preciara en la noche berciana de finales de siglo, reúne ahora sus mejores carteles en una exposición que se inaugurará en la Casa de la Cultura de Vega de Espinareda el jueves 27 de julio a las 20.00 horas.

Y ojo, porque aquí comienza la fiesta. El acto, presentado por Bile, ex de Gibones, y amenizado por Artemio, miembro fundador de Los Enemigos, contará con vino por cortesía de Prada A Tope, pinchos de Embutidos La Encina y vermú de Vermouth Forzudo. “A más de uno nos cambió Luis la vida. Cuando yo fui a Ponfe a estudiar Cou estaban sus carteles pegados en las farolas, en las paredes… todo hecho a mano. Y a mí me abrió una puerta, dije ¡hostia, esto qué es! Años más tarde, además, me ayudó a decorar la tienda”, explica Iván.

Foto Espina Fest plaza de Vega de Espinareda. Autor: Alejandro de Estal.

Esta edición y una vez más, bandas internacionales como Muck and the Mires (Boston, Massachusetts), The Loons (San Diego, California), Los Pepes (Londres), The Peawees (Italia) o Weird Omen (Francia), comparten cartel con grupos nacionales de la talla de Los Chicos (Madrid), Los Vólidos (Gijón), Luna Motors (Galicia), We Care Less, Gibones o Los Bluffs (los tres de Ponferrada).  

Se trata, no solo de descubrir grupos, nuevos sonidos y un rock and roll menos comercial pero de una calidad increíble, también de disfrutar de lo insólito, un pequeño pueblo convertido en la capital de la disidencia cultural. “La idea es seguir hasta que nos quede ilusión”. Larga vida.  

Foto Espina Fest plaza de Vega de Espinareda. Autor: Alejandro de Estal.

Foto Espina Fest plaza de Vega de Espinareda. Autor: Alejandro de Estal.

Cartel Espina Fest edición 2024